Saltar al contenido

Etapa 10. Valladolid a Peñaflor de Hornija

noviembre 19, 2018

Bueno, hoy voy a salir de Valladolid y me pasó lo que siempre me pasa, compré demasiadas cosas en el supermercado, y mi mochila pesa mucho más ahora.

No me atreví a caminar desde Valladolid hacia el oeste esperando a que viera una flecha amarilla en algún momento. Si tomas el autobús de Valladolid a Simancas, te dejan salir del autobús directamente en el camino de Santiago, que pasa por la autovía.

Y el castillo de Simancas está al otro lado. Antigua prisión y hoy en día, sede de un archivo histórico.

El día de descanso en Valladolid, perturbó mi ritmo otra vez, es casi como empezar de nuevo. No me apetece mucho echarme a la soledad una vez más, pero no hay remedio, aquí estoy. Me parece que detrás de mí está alguien, pero es poco probable que se trate de un peregrino.

Ya estoy convencido qué el camino de Madrid es el camino más solitario, que la gente camina aquí sólo en verano.

Pero después de un tiempo me alcanza Santiago. Es un peregrino de Madrid. Parece que Santiago, el santo, ha atendido a mis plegarias. Los siete kilómetros de Simancas a Ciguñuela pasan en un instante platicando con otra persona.

Ciguñuela

En Ciguñuela hay un albergue de peregrinos en la antigua casa del maestro. El hospitalero nos da un sello y dice que han pernoctado dos peregrinos en su albergue. No puedo creer que de repente haya tanta gente en el camino. Acabo de conocer al primer peregrino en este camino.

Es de Madrid, pero se ha quedado aquí en este pueblo, para buscarse un bar para tomar algo. Me siento bastante bien y sigo caminando, mientras que Santiago ya ha caminado trece kilómetros. Probablemente me alcanzará en el pueblo siguiente, donde quiero ver una iglesia muy interesante.

Después de un tiempo, entiendo por qué hay esculturas de hierro de dos tipos: a los peregrinos en bicicleta se los mandan a la carretera, mientras que los peregrinos a pie pueden seguir la pista. Ya veré qué me espera más adelante.

En el fondo ya se puede ver un pueblo. Supongo que es el único pueblo en España, cuyo nombre empieza con una W. Se llama Wamba La ortografía de este nombre es sin duda excepcional. El origen del nombre, viene de un rey visigodo, del siglo VII.

Se esperaría que se escribiese con GU como en otras palabras de origen germánico como se ve en las palabras ‘guarda’, ‘guerra’ o ‘Guillermo’, pero no es así. A mí me interesa este lugar porque la iglesia de Santa María de Wamba, es muy particular.

Anteriormente había una iglesia visigoda, y la iglesia actual aún conserva restos pre-románicos y mozárabes, aunque la mayor parte de la iglesia, lo que se ve por afuera, fue construida entre el siglo XII y XIII, cuando pertenecía a la orden de San Juan de Jerusalén.

Los Caballeros Hospitalarios, habían construido un hospital para peregrinos, una evidencia clara que estoy en un auténtico camino de Santiago. Otra curiosidad, es el osario (lugar donde se conservan restos óseos de difuntos) del antiguo monasterio. Me acuerda del osario de Sedlec, cerca de Praga.

En un epitafio dice:

‘Como te ves, yo me vi. Como me ves, te verás. Todo acaba en esto aquí. Piénsalo y no pecarás’

En la etapa de hoy, hay muy pocas flechas amarillas y a veces es un poco complicado, seguir el itinerario correcto.

Viendo esta acumulación de piedras supongo que es por aquí, pero quien sabe. ¡Por fin, una flecha!.

Por lo que veo, vamos a bajar al “nivel del mar”, para después subir otra vez, una cuesta bastante bonita. Si todo este valle ha sido el trabajo de este arroyo aquí, prefiero no saber cómo será en tiempos de lluvia.

Es una subida fuerte a Peñaflor de Hornija. El albergue está cerrado. No sé si Santiago me adelantó cuando yo estaba en la iglesia de Wamba.

Una señora de Valladolid, que sólo está de visita en casa de su madre, me ayuda a abrir el albergue. Es un problema, ya que el alcalde no está, el hermano del alcalde dice que no tiene llave, y la mujer que limpia el albergue a donde nos han mandado primero, se niega a abrir el albergue.

Primero dice que no tiene ninguna llave, después dice que no podía asumir la responsabilidad siendo una extranjera. Luego dice, todos me echarán la culpa a mí.Es un rollo.

Cuando llega Santiago alrededor de las seis y media, ya está abierto el albergue.

Albergue de peregrinos de Peñaflor de Hornija

c/ HOSPITAL, 4. Peñaflor de Hornija. 47640 Valladolid.

Teléfono: 983 565 102Fax: 983 565 102